Noticias

Francisco pidió a la comunidad internacional tomar medidas para enfrentar la crisis de los rohinyás


Francisco pidió a la comunidad internacional tomar medidas para enfrentar la crisis de los rohinyás
El Sumo Pontífice llegó a Bangladesh, donde expresó la necesidad de tomar cartas en la crisis de los refugiados musulmanes que han llegado desde el vecino Myanmar. “Ninguno de nosotros puede ignorar la gravedad de la situación”, dijo ante las autoridades.

Luego de tres días de actividades, el Papa Francisco dejó Myanmar pero antes celebrando una misa con los jóvenes en la Catedral Saint Mary de Rangún, a quienes animó a ser agentes de cambio en un país azotado por la crisis de los rohinyás.

“Os pido que gritéis, pero no con vuestras voces. No.  Quiero que gritéis con vuestros corazones, para ser signos de esperanza para los que están desanimados, una mano tendida para el enfermo, una sonrisa acogedora para el extranjero, un apoyo solícito para el que está solo”, dijo Su Santidad.

Como “inmigrantes ilegales” han sido calificados los rohinyás, minoría musulmana del país que ha sufrido fuerte represión por parte del gobierno. Incluso la ONU ha acusado “limpieza étnica” en esa nación. Este pueblo ha debido emigrar en masa al vecino Bangladesh, donde el Papa llegó este jueves.

A su llegada al aeropuerto de Daca, Francisco fue recibido por el presidente Abdul Hamid. Desde allí se trasladó al National Martyrs' Memorial y rindió homenaje al padre de esa nación, Sheikh Mujibur Rahman. Finalmente, se reunió con las autoridades bangladesís, destacando la labor ejercida con las familias que han escapado de Myanmar.

“En los últimos meses, el espíritu de generosidad y solidaridad, que es un signo distintivo de la sociedad de Bangladesh, se ha manifestado con más fuerza en el impulso humanitario con el que han atendido a los refugiados llegados en masa del Estado de Rakhine, dándoles refugio temporal y lo necesario para la vida”, expresó Su Santidad.

Además, animó a la comunidad internacional a tomar medidas para solucionar la crisis “no sólo trabajando para resolver los problemas políticos que han provocado el desplazamiento masivo de personas, sino también ofreciendo asistencia material inmediata a Bangladesh en su esfuerzo por responder eficazmente a las urgentes necesidades humanas”.

También destacó el diálogo interreligioso y que espera mantener la libertad que gozan los católicos en el país pese a ser menos del 0,3% de la población.

El Papa Francisco tendrá este viernes una misa en el Suhrawardy Udyan Park de Daca y durante la tarde visitará a la primer ministro, Sheikh Hasina; luego a los obispos y finalizará la jornada con un encuentro interreligioso y ecuménico por la paz. Su visita a Bangladesh terminará el lunes 2 de diciembre y de ahí en más su próxima salida de Roma será para venir a Chile en enero de 2018.

Foto: L'Osservatore Romano